miércoles, 7 de octubre de 2009

SACRAMENTO DE INICIACION: CONFIRMACION

El sacramento de la confirmación, forma parte de los 3 sacramentos de iniciación en la vida cristiana, a través del cual el confirmado recibe la fuerza del Espíritu Santo en su plenitud y renueva los compromisos que los padres y padrinos pronunciaron a su nombre el día del bautismo, dando crecimiento y profundidad a la gracia bautismal.
Jesucristo mismo preparo a la iglesia para vivir este sacramento cuando prometió enviar al Espíritu Santo a sus discípulos; “Cuando venga él, el espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga y os anunciará lo que ha de venir.” (JUAN 16,13), de este modo la confirmación realiza una efusión del espíritu santo en quien la recibe, a semejanza de lo acontecido a los apóstoles el día de pentecostés, concediendo dones espirituales como los de; sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor conforme a lo cual el cristiano maduro en la fe, recibe poder para ser testigo de Cristo; “Cuando venga el Paráclito, que yo os enviaré de junto al Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí.
Pero también vosotros daréis testimonio, porque estáis conmigo desde el principio” ( JUAN 15, 26-27 ) “sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.( HECHOS 1,8 )
Desde entonces los Apóstoles, y sus sucesores han recurrido al sacramento de la confirmación haciendo uso de la unción con el aceite (crismación) y la imposición de las manos; “Al enterarse los apóstoles que estaban en Jerusalén de que Samaria había aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. Estos bajaron y oraron por ellos para que recibieran al Espíritu Santo; pues todavía no había descendido sobre ninguno de ellos; únicamente había sido bautizado en nombre del Señor Jesús. Entonces les imponían las manos y recibían al Espíritu Santo”. (HECHOS 8, 15-17; 19, 5-6), de tal modo que siguiendo la tradición de los Apóstoles, los obispos son los ministros de este sacramento, aunque en algunas ocasiones se pueda delegar a un presbítero para que le suministre.
El signo y materia de la confirmación es el santo oleo crismal consagrado por el obispo el jueves santo y este ha de estar acompañado de la imposición de las manos y de la forma ó palabras que se pronuncian en la ceremonia; este sacramento al igual que el del bautismo y el del orden imprimen carácter en quien lo recibe, esto es que recibe un sello indeleble a través del cual queda consagrado y unido a Cristo, por tanto la confirmación se recibe una sola vez.
La confirmación produce como efecto principal la efusión del Espíritu Santo lo mismo que; introducción más profunda en la filiación divina, unión más firme con Cristo, aumento de los dones del Espíritu Santo, perfección mayor de nuestro vínculo con la Iglesia, una fuerza especial para ser testigos y dar a conocer la fe mediante palabras y hechos e imprime en el alma una marca espiritual indeleble ó carácter, que es el signo de que Jesucristo ha marcado al cristiano con el sello de su Espíritu.
a continuacion encontraras la ceremonia a este sacramento click al siguiente enlace http://www.jeaf.com/samasabe/confirma.htm

Sacramento de la confirmación según la iglesia católica http://ev6.org/archive/catechism_sp/p2s2c1a2_sp.html
video

No hay comentarios: